TRES PELÍCULAS Y UNA LOCURA

Esta ha sido una semana intensa, y entre el trabajo y el artículo que escribí para Crying Grumpies no he podido implicarme tanto como hubiera deseado en el blog. Quisiera compensarlo con esta breve entrada, en la que hablaré de cuatro historias de surf que me han llamado la atención y que pueden interesaros si no las conocéis.

Las tres primeras son películas, y están disponibles en Netflix. Nunca he estado muy en contra de descargar películas, ojo. Pero Netflix es, creo, la mejor respuesta posible (al menos en un sistema capitalista) a un modelo de negocio que se había estancado. Y el primer mes es gratis, como la primera dosis de drogaína. No lo digo porque sí.

given003
Foto: Given

1. Viaje por la vida
Given es la historia de la familia Goodwin, originaria de Hawai, que un día decide criar a sus hijos en libertad y darles una perspectiva privilegiada del mundo en el que viven. Para ello se embarcan en un viaje por todo el mundo durante el cual Given, el protagonista (la película se narra desde su mirada), pasa de bebé a niño, de hijo único a hermano mayor, y de apenas caminar a comenzar a surfear. Porque, en efecto, los Goodwin son surfistas: ella, Daize, dos veces campeona del mundo de longboard; él, Aamion, uno de los surfistas más espectaculares que se han visto en el circuito profesional.

given01
Foto: Given

La película es visualmente impecable y tiene momentos muy emotivos, como la manera en que se crea y fortalece el nexo padre-hijo, o como la primera sesión de surf de True, que aún está en el vientre de su madre, cuando ésta la lleva a conocer la magia de las olas. Las únicas pegas que le pongo a la película: que no explica aspectos fundamentales de la aventura (¿con qué ingresos la hacen? ¿cómo consiguen los vehículos?) y cierto tufillo conservador en cuanto a la distribución de roles en la familia. Que ojo, no pretendo dictar cómo debe vivir su vida cada uno, pero si lo haces público como ejemplo de vida alternativa, caerán críticas sí o sí.

2. Surfear bajo la aurora boreal

under-an-arctic-sky-photo1 copy
Foto: Under an Arctic Sky

Under an Arctic Sky es la historia de cómo seis de los mejores surfistas del planeta deciden abandonar el camino tradicional en busca de ese mito fijado en nuestras cabezas: olas aún no descubiertas, estén donde estén. Y deciden que el lugar es la costa más extrema y difícil de Islandia, bien dentro del Círculo Polar Ártico. La cuestión será llegar allí contra viento y marea (literalmente) en medio de la peor tormenta que ha azotado el país en 25 años.

arcticsky001
Foto: Under an Arctic Sky

Desde aquí debo agradecer al amigo Alec Philips que me hablara de esta película. Es espectacular en todos los sentidos: visualmente arrebatadora, con momentos épicos e imágenes de esas que no se olvidan fácilmente; excelente ritmo narrativo y el acierto de incluir todo tipo de surfing (moderno, longboarding, retro…) al tiempo que nos acerca a los miembros de la insólita expedición. Y todo esto, sin perder el formato de moderna película de surf. El único pero que le pongo es la ausencia de mujeres en el grupo de surfistas. Estoy seguro que debe haber grandes ripadoras dispuestas a pasar frío (mucho frío) a cambio de descubrir nuevas olas. Que el surfing no es un club de caballeros.

Under An Arctic Sky – Official Trailer #1 from Chris Burkard on Vimeo.

3. Vidas destrozadas, olas curativas

resurface000
Foto: Resurface

He dejado para el final la joyita de la corona: Resurface. Porque es una rareza dentro del documental de surfing, y una medida de lo que este género puede dar de sí. Cuenta la historia de Bobby Lane, un ex combatiente de la guerra de Irak con síndrome de estrés post traumático (y posiblemente más patologías) cuya vida se ha desmoronado por los arranques violentos que sufre a causa de lo que vio y vivió allí. Un hombre que confiesa haber estado al borde del suicidio, haber mirado el abismo a los ojos.

resurface01
Foto: Resurface

Entra en escena Van Curaza, antiguo surfista de olas grandes que se dedica a rescatar gente como Bobby a través del surfing. El océano como terapia. A lo largo de la película veremos los cambios en Bobby y en otros veteranos de guerra, gente literalmente destrozada, y cómo poco a poco van encontrando su lugar en el mundo. El filme tiene momentos durísimos, pese a no mostrar nada desagradable. A veces, dejar hablar a un tipo es suficiente para transmitir el terror. Sus únicos puntos débiles, a mi parecer: no cuestiona el porqué de esas vidas destrozadas, el rol de EEUU como gendarme mundial. Ni escapa al tradicional esquema de “superación personal” que tanto gusta en EEUU. Pero definitivamente vale la pena mirarla.

4. La historia del Pecas

pecas
Foto: Josué, 18

No quiero cerrar esta entrada sin recomendar la lectura de este artículo acerca de José Luciano Casillas, “el Pecas”, leyenda del surf canario, a quien esa combinación clásica de olas y drogas le costó algo más que unos campeonatos. Además, el artículo incluye la película Josué, 18, que narra su historia y la de su conversión a un cristianismo más espiritual y de salvación que litúrgico y oscuro.

A disfrutar, canallas.

Published by

taodelsurfing

Traductor. Surfista cuando puedo. Loco por el cine, la ciencia ficción, las ballenas, las tablas setenteras, el Rock'n'Roll y el curry (no por ese orden).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s